Repasamos junto a Matías Pereiro, Valentina Filippelli y Candelaria Giménez lo que fue la tremenda campaña 2021 de @OGCHockey y hablamos de todo. El Campeonato invicto, las incorporaciones, las juveniles y los objetivos para 2022, que incluye subir la vara y no conformarse con lo obtenido.

Fotografías: @ignacionaon

MATÍAS PEREIRO

Entrenador de Primera

¡Qué añito Mati!, ¿no?

Espectacular por donde lo mires.

¿Cómo está conformado el staff de Old Girls?

Los que estamos trabajando en el Plantel Superior somos cuatro personas, yo dirigiendo la Primera, está Rata (Jorge Pérez) dirigiendo la Reserva y Du (Eduardo Oliveira) la Intermedia. El encargado de toda la parte física es Martín Valdez.

En los otros diferentes planteles que tenemos de Mami Hockey o diferentes Intermedias, tenemos jugadoras que dan una mano y agarran equipo. Está Magui (Magdalena) Fernández Ladra, se suma este año Paz Invernizzi, está Pauli Costa y Eugenia Olivera que arranca este año.

¿Cuánto hacía que Old Girls no salía Campeón?

La última vez fue en 2015.

¿Por qué lo lograron?

Es un trabajo de continuidad de muchos años. Hace tiempo que venimos peleando los Torneos. A veces quedándonos un poco más en Cuartos de final o Semifinal, otras peleando un poco más, pero es de años.

¿Cuáles fueron los objetivos fijados al comienzo de la temporada 2021?

El objetivo siempre es salir Campeón, porque tenemos con qué. Obviamente el hockey está cada vez más parejo, cada domingo jugas una final, pero el objetivo es ese.

¿Cuántas jugadoras jugaron en Plantel Superior y cuántas en Primera?

En Plantel Superior 33 jugadoras y en primera 19.

¿Cómo se plantea un partido de hockey?

Nosotros estamos intentando cambiar nuestra forma de jugar y estamos logrando cierta personalidad y para nosotros eso es innegociable. Después ver al rival con el que te enfrentas, ver las jugadoras que tiene y ver como juegan tácticamente. Pero tratamos de enfocarnos en que hacemos con la pelota, en como sacamos diferencia. Nos preocupamos por nosotros y después por los demás.

¿Cuáles son las fortalezas que tienen y cuáles las cosas a mejorar?

Dentro de las fortalezas, tenemos un plantel muy joven, pero con mucha experiencia. Hay jugadoras que tienen 23, 24 años y tienen 6 o 7 temporadas en Primera; tenemos un muy buen córner corto, el año pasado metimos muchos goles de esa forma. Y tenemos muy buenas jugadoras, buenas juveniles también, que eso ayuda mucho y acompaña. Las cosas a mejorar son seguir teniéndonos fe para jugar con la pelota sin importar el rival.

¿Cómo se implementa y se complementa el hockey juvenil de colegio al del Club?

Soy entrenador del Colegio, para nosotros es todo básicamente lo mismo, como una misma línea. Desde chiquitas a sub 13 que es cuando arrancan el liceo, hasta Primera es como una misma línea de trabajo. Arrancamos desde las más chicas insistiéndoles para que vayan a ver a la Primera hasta las Mami hockey que hoy son una gran hinchada que tenemos. Arranca ahí y tratamos de motivarlas para que piensen que ellas también pueden llegar.

¿Por qué Old Girls tiene tantos equipos de Hockey?

Hay un poco de todo. Por un lado, está lo cultural seguro, las niñas hacen mucho hockey en el colegio. Por otro lado, están las Mami Hockey cuyas hijas ven en sus madres motivación para jugar, se produce un circulo virtuoso que no termina nunca. Hoy tenes jugadoras de sub 14 y sub 16 que tienen a sus madres jugando en Mami. El ciclo nunca termina. Nunca paran de jugar hasta que son bien grandes.

¿La vuelta de Valentina Filippelli le dio jerarquía al equipo?

Siempre una jugadora experiente como ella le da jerarquía a un equipo. A nosotros que Valen esté en el fondo nos da mucha tranquilidad, es un referente ya a nivel Club. Cuando juega habla mucho que eso está bueno y le da cierto orden al equipo en general.

Sumó muchísimo.

Siguiendo esa línea, la incorporación de Magui (Magdalena Fernández Ladra) ¿le dio un salto de calidad al equipo?

En todo sentido. Jugando, en las prácticas y como ser humano. Si me tengo que quedar con algo me quedo con el ser humano, de la manera que entro en el colegio y en el club, como persona.

Después, lo otro ya lo sabíamos. Sabíamos que era tremenda jugadora y sumó mucho dentro de la cancha. Pero para mí, sumo mucho también como entrenadora y como persona.

¿En qué momento del campeonato dijiste “No se nos puede escapar”?

Ya desde el Campeonato apertura, cuarta quinta fecha, veíamos que estábamos primeros y que, si ganábamos 3 o 4 partidos más, podíamos salir campeones. Ahí nos dimos cuenta de que el año podía ser nuestro. Después, cuando jugamos con Polo el último partido del Apertura, si ganábamos o empatábamos salíamos campeones. Y se dio, empate y Copa. Ahí si dijimos, es este el año.

Y fue así por suerte. El Clausura fue un disfrute.

Hablando de disfrute, ¿qué fue lo que más disfrutaste?

Lo que más disfrute fueron los últimos 5 minutos del último partido, cuando nos pusimos 4-2.

¿Tenes un plantel con hambre o después de haber logrado el campeonato se relajaron y dijeron vamos a dedicarnos a jugar más, a disfrutar…?

Nosotros como cuerpo técnico queremos repetir, estar cada vez más exigentes y no levantar el pie del acelerador, Hay un equipo más consolidado con la idea de juego y queremos insistir en esto. Tenemos un par de jugadoras nuevas que vienen de sub 18. Yo creo que tenemos equipo para volver a intentarlo. Vamos a estar en la pelea seguro.

VALENTINA FILIPPELLI

Jugadora

¿Cuánto hace que jugás en Primera?

18 años, debuté a los 15.

¿Siempre de defensora?

Sí, muy a mi pesar porque me gusta jugar de delantera, pero nunca lo logré.

¿Qué es lo que más te gusta de tu puesto?

Poder ver toda la cancha y ordenar son cosas que me gustan mucho del puesto.

¿Sos de hablar mucho?

Sí, pero la que más habla es la arquera (Andrea Fazzio), está todo el partido hablando, entonces ayuda mucho. Yo traslado lo que ella dice, un poco más cerca de las otras jugadoras, u otras cosas que puedan surgir en el momento. Andre tiene un tono que se escucha en todos lados. Es innato, habla en las practicas, en los partidos, a nosotras nos ayuda mucho.

¿Cuántas veces saliste campeona con Old Girls y qué disfrutaste más de cada campeonato?

Tres veces en Primera: 2008. 2015 y 2021.

La de 2008 fue particular, tuvimos muchas bajas durante el año, embarazos, viajes, lesiones. Se formó un mix de jugadoras de distintos planteles. El partido final fue tremendo. Atajó Macarena Zagarzazú, que era una jugadora de cancha, jugaron juveniles con muy pocos partidos en Primera. Y lo defendimos, lo llevamos a instancia de penales y lo ganamos. Fue muy especial para mí y fue un año con un desenlace muy bueno.

2015 lo disfrutamos muchísimo porque lo recontra trabajamos. Venían de juveniles jugadoras que hoy son referentes como Mili (Milagros Algorta), Ceci (Cecilia Casarotti), Popi (Sophie Tatton). La rompían en Sub 18, jugaban en Primera. Era un equipo que tenía todo para ser Campeón y ese año se nos dio.

El del año pasado también fue especial, el equipo al final “jugaba solo”, era un placer verlas desde atrás, increíble cómo se entienden, el nivel de jugadoras que son. Fue un año muy parejo y constante. Tenía que terminar así por cómo jugamos todo el año y se disfrutó muchísimo.

Estuviste afuera un par de años…

Si me fui a vivir a Buenos Aires en 2018 a trabajar para una empresa argentina. En 2020 cuando comenzó la pandemia, estaba en Uruguay. Empecé a trabajar remotamente y en paralelo empezamos a entrenar por zoom. Decidí quedarme en Uruguay.

En Argentina jugué en el CASI, la experiencia fue increíble porque nunca me imaginé que iba a jugar. Fui por trabajo y terminé más copada con el hockey que con el trabajo.

El primer año (2018) empecé a jugar tarde por tema de documentos que no me permitían ficharme. Empecé a entrenar en agosto con la Reserva. Llegando a fin de año tuve unos minutos en Primera y al año siguiente me consolidé y pude jugar en Primera, copada. Otro nivel, pero me pude adaptar.

¿Hay mucha diferencia de nivel?

Si hay, se entrena más, se entrena distinto. Si no estás entrenada a full en el partido no la ves. Yo venía con otro ritmo y me tuve que “aggiornar” rápido.

¿Pudiste traer algo para el club de aquella experiencia?

Cuando volví me encontré con un equipo que estaba mucho más maduro que cuando me fui, un equipo dinámico, ágil, las chicas entrenaban muchísimo. Me tuve que acostumbrar yo a ellas porque estaban todas en tremendo nivel.

Traje mucho conocimiento que trato de aplicar en el día a día y en los partidos.

¿Qué le dio al equipo la incorporación de Magui (Magdalena) Fernández Ladra? ¿Potencio a las otras jugadoras?

Totalmente. Potenció al resto de una manera impresionante. Antes de Magui, la presión estaba instalada en otras jugadoras. Magui se banca esa presión y liberó a las otras. Tiene una técnica que muy poca gente tiene. Las jugadoras que la acompañan, Mili, Ceci demoraron dos partidos en acostumbrarse a jugar con ella. Es muy buena asistidora, se suma al ataque, les habla, maneja muy bien los tiempos del partido.

¿Si tenes que definir el estilo de juego de Old Girls, como sería? ¿Tuvieron que modificar algo con la llegada de Magui?

Lo que más nos caracteriza es que jugamos mucho con la pelota, nos gusta tenerla y Magui nos ayudó mucho con eso. Es una jugadora que la pide, cuando el partido está caliente o nos están atacando mucho, cuida la pelota, te gana una falta, enfría el partido. No tuvimos que cambiar nada, al contrario, nos ayudó en nuestra idea de juego.

¿Cuáles son los objetivos para este año?

Todavía no fijamos objetivos, estamos en plena preparación jugando un Torneo de verano. Lo que vemos de positivo es que este año de nuevo por diferentes motivos, vamos a tener bajas y las chicas que entran, funcionan bien. Pero Old Girls está para todo, nos gusta ganar, estamos bien, nos sentimos un equipo muy ensamblado y creo que vamos a ir por todo de nuevo.

CANDELARIA GIMÉNEZ

Jugadora

¿Pensás hacer doblete como el año pasado?

¡Que pregunta esa! Me la hicieron varias veces ya. No sé, voy a ver. Hockey ya arranqué. Fútbol viene teniendo algunas prácticas, todavía no se conformó del todo.

¿Cuántas temporadas tenes en Primera?

Uff…En Plantel Superior 10 años, siempre alternando en Primera y Reserva.

O sea que saliste campeona en 2015 ¿Qué recuerdos tenes de aquel campeonato?

Exacto, participe del proceso, pero no jugué la final. Me acuerdo que el campeonato era algo que queríamos, pero se estaba haciendo desear mucho, me acuerdo perfecto que se venían dando lo partidos, fuimos ganando los partidos de play off y había una buena sensación de que “era el año”. El grupo estaba muy bien. Para mí fue muy especial, me quedó marcado.

¿Por qué no terminaste jugando?

El año anterior me rompí la rodilla en diciembre, en el Interno de fútbol…me quería matar. Y ese año 2015 empecé jugando en Reserva. Subía algunos partidos a Primera, inclusive jugué alguno de los play off y el último me tocó verlo de afuera, pero disfruté mucho de todo el proceso.

¿En qué momento aparece el fútbol?

Empieza en 2017 de forma muy amateur, con pocas prácticas, jugábamos algún partidito. Después aparece Diego (Nessi) y la verdad que es una cosa de locos, se pone el equipo al hombro, siempre está dando manija. Eso hizo crecer el futbol y también el compromiso. Antes me resultaba más fácil llevar los dos deportes porque en el fútbol no había ese compromiso. Antes si tenía un partido de hockey complicado no iba a jugar al fútbol, jugaba algún partido…ahora eso cambió, por eso no sé si este año me va a dar para las dos competencias. Y además de la exigencia, los años no vienen solos.

¿Cómo se gestó el Campeonato 2021?

Empezamos con pandemia, otra vez, ya veníamos del año anterior y de nuevo tuvimos que volver a entrenar por zoom, incertidumbre de que iba a pasar, cuanto iba a durar. En ese momento apareció la noticia de que llegaba Magui y eso para nosotras fue un plus importante. Nos dijimos ok, vamos a tener que mostrarle lo que es este club y para que estamos, para poder decirle “tomaste una buena decisión”. Empezamos a conocernos por zoom y cuando pudimos conocernos personalmente, la verdad que lo de Magui sumó al mil. Deportivamente hizo crecer al equipo, nos potenció y en lo humano, nos encontramos con tremenda persona.

¿Cómo fue el ensamble de las juveniles?

Terminaron jugando muchas juveniles, nuestro trabajo consistió en hacerlas sentir cómodas, sacarles la presión y ellas respondieron de la mejor manera. En la parte humana, te dan ganas de abrazarlas todo el tiempo y juntarte a comer y charlar con ellas, están todo el día preguntándote cosas y uno trata de ayudarlas y llevarlas por el buen camino. La verdad que es divino.

¿Cómo definirías el estilo de Old Girls?

Desde el año pasado venimos tratando de jugar rápido, sencillo y no hacer tanto hincapié en lo individual, mucho juego en equipo.

¿Tuvieron que cambiar la forma de entrenar para lograrlo?

No. Entrenamos igual, pero decidimos ser protagonistas. No importa el rival que tengamos enfrente, nosotras siempre jugamos de la misma manera. Eso antes era diferente, de acuerdo a como se paraba el rival era lo que hacíamos y eso ahora cambió. Hoy los rivales se preocupan más por lo que hacemos nosotras, que nosotras por lo que hace el rival.

A vos que te gusta el futbol, ¿Tenes cábalas para los días de partido?

No sé si llamarlo cábala, pero si tratar de mantener el mismo orden. Si tengo una media que tiene alguna falla de bordado en las letras, es va en el pie derecho, no sé por qué.

¿Qué momento disfrutaste más en 2021?

Mas llegando al final del año, sentí como que encontré mi lugar en el equipo, y sentía como que todo se iba dando y encaminando. Al final veía que las chances de salir Campeón eran reales y concretas.

¿Qué disfrutas más, el momento que salís campeón o todo lo que hiciste para llegar a serlo?

Yo creo que en el momento que salís Campeón, enseguida pensas en todo lo que hiciste para llegar y ese último partido se vive también con mucha intensidad, es un momento que nunca más te vas a olvidar.

¿Qué esperas para ese año a nivel individual y grupal?

Me encantaría el bi campeonato. Sabemos que es posible. Nunca lo logramos y es un buen momento.

¿Qué mensaje les dejas a las juveniles que suben este año?

Ya las recibimos, nos queda el bautismo (risas). Tratamos de darles confianza, que no tengan miedo del proceso, acompañarlas y estar presentes. Pero creo que eso, con la buena energía que hay, se termina dando solo.

Revista Oficial
-

Diseño web CreaWeb